Sugerencia:

  • Activa el vídeo ·»»No hago otra cosa que pensar en ti» y/o lee tranquilamente el texto de esta misma canción (qué está debajo, junto al gráfico).
  • Al terminar- son solo 3 minutos-, comprueba si captas mejor lo que es la contemplación.
  • Al terminar, un poco más abajo del texto de la canción, te ofrezco una frase -escrita en azul-, con mi expresión de lo qué es la contemplación.
  • Después quédate con la sensación y olvida todo el asunto hasta que tengas otra ocasión de retomar el tema en el futuro.
«No Hago Otra Cosa Que Pensar En Ti«

«No Hago Otra Cosa Que Pensar En Ti«

Serrat Joan Manuel

No hago otra cosa que pensar en ti
Por halagarte y para que se sepa
Tome papel y lápiz y esparcí
Las prendas de tu amor sobre la mesa

Buscaba una canción y me perdí
en un montón de palabras gastadas.
No hago otra cosa que pensar en ti
y no se me ocurre nada.

Enciendo un cigarrillo, y otro más…
Un día de ésos he de plantearme
muy seriamente dejar de fumar,
con esa tos que me entra al levantarme…

Busqué, mirando al cielo, inspiración
y me quedé ‘colgao’ en las alturas.
Por cierto, al techo no le iría nada mal
una mano de pintura.

Miré por la ventana y me fugué
con una niña que iba en bicicleta.
Me distrajo un vecino que también
no hacía más que rascarse la cabeza.

No hago otra cosa que pensar en ti…
Nada me gusta más que hacer canciones,
pero hoy las musas han ‘pasao’ de mí.
Andarán de vacaciones…

La mente da vueltas locas a miles de ideas, muchas veces sin conexión directa, como en la canción de Serrat. Y aunque creemos que la controlamos, hace lo que quiere, así que solo queda observarla.

No se trata de parar la mente sino de mirar a través de ella


Entradas relacionadas